Entradas con la etiqueta mark ii

De reflex a telemétrica

Fuji vs 5Dmk2

Un tema del que se habla bastante últimamente es la evolución de las cámaras telemétricas y como, en poco tiempo, estas se van haciendo un hueco en el segmento profesional, que hasta hace poco quedaba reservado a las reflex.

Pero empecemos viendo la diferencia básica entre una cámara réflex y una telemétrica:

  • Reflex: La imagen que vemos al mirar por el visor es el resultado de la luz que pasa a través del objetivo y que, por medio de un espejo, es reflejada y mostrada en dicho visor. La ventaja fundamental es que la perspectiva que estamos observando es la del objetivo de la cámara. Como desventaja, la complejidad del sistema aumenta, al tener que realizar la maniobra de levantamiento de este espejo antes de poder realizar una fotografía. De este modo, mientras estamos mirando por el visor, hay un espacio de tiempo corto en el que no vemos la imagen. Este es justo el instante en el que el espejo se levanta y se abre el obturador para permitir que la luz incida en el sensor. Es un instante imperceptible, que tan solo notamos por el sonido característico del levantamiento del espejo y apertura del obturador.
  • Telemétrica: La visión de la escena se realiza directamente desde el visor. Este se comporta como una ventana que atraviesa la cámara. A este visor se añade información sobre el “paralalaje” de la imagen. Es decir, como la posición del visor no es igual a la del objetivo, solo una determinada porción de lo que estamos viendo será plasmado en el sensor. Esto queda representado como un cuadro dentro de la escena que estamos viendo. Si modificamos el punto de enfoque, el encuadre de la foto irá variando. Esta característica choca frontalmente con lo que estamos acostumbrados en el mundo reflex. Como ventaja fundamental, el mecanismo es más simple y se elimina la componente de la trepidación de la imagen achacable al levantamiento del espejo.

Hace unos meses me decidí a probar una de estas cámaras telemétricas, ya que me parecía una buena alternativa a la reflex para poder llevar una cámara de tamaño y peso contenido. Mi intención principal es poder disponer de una cámara de mayor calidad que la ofrecida por las compactas, pero que pueda llevar siempre encima. La reflex cada vez sale menos de casa ya que, debido a su peso, solo la llevo cuando voy explícitamente a realizar fotografías. Además de la reducción de peso, quería una cámara que me diera un mínimo aceptable de calidad ya que, de no ser así, hubiera seguido prefiriendo llevarme la reflex por si acaso. Estuve viendo varios modelos, pero prácticamente desde el principio estuve convencido de adquirir la Fujifilm X100S, y finalmente me quedé con ella. Llevo más de seis meses con esta cámara y este es el resúmen de mis impresiones para el que esté pensando en realizar el cambio de una tecnología a la otra.

  • Tamaño y peso. Prácticamente no hay nada que decir. La telemétrica es muchísimo más pequeña y ligera. Además es más discreta a la hora de realizar fotografías ya que, para alguien ajeno al mundo de la fotografía, puede parecer una compacta. No llama tanto la atención por la calle y la gente no la toma en serio a la entrada de determinados recintos. No será la primera vez que en un museo pasa la gente con compactas con flash incorporado (y activado) y a mi me ponen pegas con la 5D mark II ¡que no tiene flash!.
  • Velocidad de enfoque. Es un apartado que ha mejorado bastante en las últimas generaciones de telemétricas. De hecho el paso de la original X100 a la X100S ha aumentado la velocidad y capacidad de enfoque de la cámara. Aún así, no es lo mismo que la reflex. Si comparamos los modelos concretos, la 5D mark II, que falla bastante al enfocar, con un objetivo USM, se lleva de calle a la Fuji tanto en precisión como en velocidad. Un poco desesperado con las capacidades de enfoque de la Fujifilm hace unos meses que pasé al modo de enfoque manual y ahí me he quedado. Resulta además, que el proceso de enfoque manual es sumamente entretenido y se disfruta bastante. Eso sí, implica un mayor tiempo a la hora de realizar cada fotografía.
  • Controles. Es un apartado que cambia bastante con respecto a la reflex. A partir de determinadas gamas, en las reflex se impone la doble rueda para poder ajustar rápidamente velocidad de obturación y apertura. Este sistema es comodísimo y muy rápido. Una vez que se prueba, no se puede volver al control por medio de una única rueda sin sentirnos incómodos. En el caso de la X100S tenemos un anillo en el objetivo para la apertura, un control superior para la velocidad de obturación (con pasos completos), y un control para la corrección de la exposición en el rango de +2 y -2 pasos. Disponemos de una rueda en la parte trasera, pero solo sirve para corregir uno de los valores hasta dos tercios por encima o por debajo del valor seleccionado, siendo programable qué valor modificamos. Para cambiar la ISO, se puede realizar desde un botón superior programable, marcado como FN, pero que no funciona en función del estado de la cámara como, por ejemplo, cuando se está enfocando de forma manual.
  • Velocidad de operación. La distribución de los distintos controles del apartado anterior hacen que la velocidad de operación de la cámara caiga bastante con respecto a la reflex. Y es una cosa relativamente absurda, puesto que podía disponerse del mismo sistema de doble rueda. Ojo, que este problema es exclusivo de la X100S. Ignoro otros modelos y fabricantes como lo solucionarán. La modificación de ISO también tiene sus inconvenientes por el problema de no funcionar en todas las situaciones. Esperemos que se mejore en posteriores versiones del firmware. Si a ello sumamos el enfoque manual, sin duda con la reflex se puede funcionar mucho más rápido.
  • Calidad del sensor y óptica. Una cosa que tenía clara al comprar la Fuji es que necesitaba una cámara que me diera una calidad de imagen semejante a la de la reflex. Conociéndome, estaba convencido que si la calidad estaba muy por debajo, iba a tender a dejar la pequeña en casa y llevarme la 5D. No es el caso. En función de mi experiencia, el resultado del sensor es muy semejante al de la 5Dmk2, superándolo en determinadas situaciones. Podemos disparar tranquilamente hasta ISO 1600. Incluso algo por encima las imágenes son bastante usables. La óptica incluida es una 23mm f2.0, focal fija, equivalente a un 35mm en sensor completo. A f2.0 las imágenes quedan bastante faltas de nitidez, pero esto se corrige a partir de f2.8, obteniendo imágenes que no desmerecen al equivalente que uso en reflex (16-35mm f2.8L). Por tanto en cuanto a calidad, ambas están parejas. Algo a tener en cuenta es que este modelo de Fuji no tiene posibilidad de cambiar la óptica. Comentaré sobre esto algo más adelante.
  • Autonomía. Este es otro de los puntos flojos de la X100S con respecto a la reflex. En la 5Dmk2, con una única batería, puedo llegar a los 700 disparos fácilmente. En el caso de la Fuji, este número estaría en torno a 200, y eso teniendo cuidado de no abusar demasiado de la pantalla. Tengo un par de baterías, y he estado tentado de comprar alguna más. Si no lo he hecho hasta ahora es porque he tendido a desconectar completamente la pantalla, sin ver imágenes previas ni nada, y esto hace que la batería dure algo más. Punto aquí a favor de la reflex sin duda alguna.
  • Ruido. No, no me refiero al ruido en las fotos, sino al sonido a la hora de disparar. Y es algo muy destacable. Merece volver a hacer notar que las cámaras telemétricas, al no tener espejo que levantar, pueden operar de modo totalmente silencioso. Es una ventaja muy importante tanto en fotografía urbana como en bodas u otros escenarios en la que el ruido puede ser molesto. Si unimos esto al pequeño tamaño del equipo, podemos hacer fotos sin llamar prácticamente la atención.

Como resúmen podemos decir que los nuevos modelos de cámaras telemétricas tienen un buen futuro por delante, aunque aún no pueden equipararse a sus hermanas reflex en cuanto a comodidad de uso y velocidad de operación para entornos profesionales en los que la velocidad sea imprescindible. No tendría problema en usarla en una sesión de moda, por ejemplo, pero su uso en una boda o reportaje social estaría limitado a determinados momentos en los que el tamaño y discreción de la telemétrica la hacen interesante. Los imágenes obtenidas, sin embargo, sí que son muy buenas y el descenso en el peso del equipo las hacen muy aconsejables como segundo cuerpo o para usos no profesionales o, como ya comentaba,donde las tomas puedan tomarse su tiempo para ser realizadas.
En cuanto a mi aventura con las telemétricas, os la resumo a continuación. Al principio fue un poco shock el cambio de metodología a la hora de tomar imágenes. Tras un periodo de adaptación y adoptando como costumbre el enfocar de forma manual, estoy muy contento con los resultados obtenidos. Además es una cámara muy divertida de utilizar. El tamaño me permite llevarla siempre encima y voy tranquilo en cuanto a que los calidad de las imágenes son similares a los obtenidos con la 5Dmk2. En principio elegí este modelo por tener una óptica fija y no intercambiable. No quería entrar en la “guerra de cristalitos” que ya sufrí con la reflex, pero creo que en esta ocasión he pecado de prudente y sí me hubiera convenido un modelo con ópticas intercambiables. Aunque los 35mm a los que equivale el Fujinon 23mm son muy versátiles, hay ocasiones en las que echo de menos poder disponer de otras focales. Es por ello que, quizás en unos meses, pase a una XT-1 o una X-PRO2 (el día que salga). En el caso concreto de la X100S dispone de dos convertidores para disponer de las focales equivalentes a 28mm y 50mm sin menoscabo de la calidad óptica, pero para mi uso particular, son dos focales muy cercanas a la original, por lo que prefiero tender a las ópticas intercambiables.

Nota: Aunque la entrada se titula “De reflex a telemétrica”, realmente la fujifilm x100s no es una telemétrica como tal, sino una cámara sin espejo (mirrorless) con emulación óptica de telémetro, dispositivo que sí incorporan cámaras más caras como las famosas Leica.

Relacionado:

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Canon 5D mark II descatalogada oficialmente

Una noticia triste para todos los amantes de la fotografía. El gran clásico de Canon, la 5DmkII, ha sido descatalogada oficialmente. Así lo indican en Canon Rumors.

Ciertamente, era cuestión de tiempo, pero esperaba que tardara bastante más en pasar. Hace ya unos cuantos meses que salió su supuesta sucesora, la mark III, con una serie de características bastante interesantes, pero con un precio bastante alto también. A día de hoy todavía sigue costando por encima de los 3000€. Por otra parte tenemos la nueva Canon 6D. Sus características técnicas tienen muy buena pinta, pero según me han comentado ya bastantes personas, falla en cierta forma en el cuerpo de plástico, en lugar del de titanio al que estamos acostumbrados con los cuerpos semi-profesionales. Por algún sitio hay que recortar, claro está, pero el pasar de una 5D a la 6D se tiene que notar bastante diferencia en el tacto.

En fin, mi 5D mark II acaba de cumplir un año hace poco. Espero que cuando llegue el momento de cambiarla, la mark III tenga un precio mucho más interesante que el que tiene ahora. Sería absurdo que, pasados varios años tras la compra de una cámara, el paso siguiente sea bajar un escalón en la gama porque el precio de su mismo segmento se ha disparado.

Os dejo para finalizar unas fotos que me han venido a la cabeza cuando estaba escribiendo esta entrada. Las incluyó mi buen amigo Javier García Rosell en un post que escribió ya hace algún tiempo. Puedes acceder al mismo a través de este enlace Siempre me han parecido unas fotos impresionantes y quiero que vosotros también podáis disfrutarlas.

img_5952-edit-12
img_5999-edit-12
img_6020-edit-22

¡Gracias por todo 5dmk2! ¡Te echaremos de menos!

Etiquetas: , , , ,

Escuchando

Ultimamente no he escuchado nada

Tags Musica

Cache is empty.
lastfm logo

Fotillos

T9
Fotillos...

Fotillos por RSS 2.0