Toodle-Do-inactionHace bastante tiempo comencé a interesarme por el tema de la productividad personal. Teniendo tantas cosas en la cabeza, muchas tareas pendientes, y no encontrando la forma de realizarlas todas de la forma más óptima posible, hizo que empezara a investigar distintas webs sobre productividad y leer algún libro al respecto. Aún así, no he llegado a implementar ningún método cerrado que me funcione, pero si he ido cogiendo alguna idea suelta que me ha ido sirviendo a lo largo de los años. De todas estas tareas, quizás la más importante, y que saqué del libro de David Allen “Getting Things Done“, es que no podemos confiar en nuestra cabeza. Tener muchas tareas pendientes y confiar en que nos vamos a acordar genera estrés y tener la continua sensación de que hay algo importante que se nos ha pasado hacer.

La base de GTD es apuntarlo todo justo en el momento en que se nos viene a la cabeza. Da igual donde lo apuntemos, ni siquiera es importante que estén completos todos los detalles de la misma, pero cualquier tarea o idea que se nos ocurra debe ser automáticamente apuntada en algún soporte físico o electrónico. Ya habrá tiempo luego de clasificarla, priorizarla y hacerla, pero de momento podemos quitárnosla de la cabeza y que deje de darnos la lata de manera recursiva.

¡Es lo mejor y más útil en cuanto a productividad que he encontrado en mi vida!

Aunque claro, es bonito de decir pero, ¿como hacerlo? GTD recomienda una libreta o una hoja de papel. Creo que en la edición que yo leí ya hablaba de algún dispositivo electrónico o software, pero básicamente se basaba en papel. Pero, claro, hoy en día, con el boom de los smartphones, ¿quien necesita papel? Hay multitud de servicios webs y aplicaciones concretas para apuntar tareas. Quizás una de las más famosas sea Remember the Milk junto con la que vengo a comentaros hoy: Toodledo

Cosas que tiene toodledo y que me hacen la vida más fácil:

  • Poder separar las tareas en distintos proyectos. Puedo separar las tareas de mi vida personal, de las del trabajo, los temas relacionados con la fotografía, listas de la compra…
  • Poder separar proyectos en distintos contextos. Hay determinadas tareas que vienen determinadas por el contexto en el que nos encontramos. Hay tareas del trabajo que puedo hacer desde Sevilla o Cádiz, y otras que solo las puedo realizar cuando voy a Málaga, por ejemplo.
  • Establecer fechas, prioridades, alarmas. ¡O ninguna de ellas! Es decir, podemos especificar la tarea tanto como queramos. Algo que quiero hacer cuando tenga tiempo sobre fotografía, seguramente no tenga ni prioridad ni fechas asignadas.
  • Tareas anidadas. Lo encuentro especialmente útil, y esta es la única funcionalidad que realmente hace que me merezca la pena pagar la suscripción anual, además de, evidentemente, agradecer a los desarrolladores el servicio que me prestan.
  • Sincronización con Google Calendar.

Podéis probar muchas de las funcionalidades de forma totalmente gratuita, así que merece la pena echarle un vistazo.

El único problema que le encontraba a Toodledo era la inexistencia de aplicación nativa para Android pero hace tiempo que se resolvió gracias a terceros. Creo que, a estas alturas, ni siquiera les merece la pena desarrollar una aplicación propia. Aquí tenéis una lista de todos los desarrollos que soportan toodledo (se ve que se ha convertido en cierta forma en un estándar)

Yo, personalmente, uso tanto en el móvil como en la tablet Due Today. Tiene una serie de widgets que permiten disponer de distintas listas a la vista dentro del dispositivo móvil y añadir rápidamente cualquier tarea que se nos ocurra (ya tendremos tiempo después de clasificarla). Todas las tareas se sincronizan directamente con Toodledo, así que luego puedo ajustarlas, clasificarlas, o marcarlas como realizadas tanto desde la aplicación web como desde el móvil o tablet. Un gustazo.

Etiquetas: , , , ,