Que curioso me resulta ver que, con tanta tecnología que debe llevar a bordo el cacharrillo, al final, está la cabina copada de espejos retrovisores.

Via: microsiervos