Hacía algún tiempo que venía planteándome el cambiar de proveedor de hosting. No es que estuviera descontento con el antiguo, pero me habían comentado desde distintas fuentes que Redcoruna funciona bastante bien. Aprovechando una promoción que encontré en Mundo Geek y que mi hosting estaba a punto de caducar, he decidido dar el salto, contando con un mes de margen para realizar toda la migración. Se planteaba una tarea difícil, ya que son unos 10 dominios los que tengo alojados, cada uno con sus ficheros, sus bases de datos, sus buzones de correo… etc Este es el motivo por el que he ido postergando la migración.

Finalmente ayer me eché la manta a la cabeza, antes de que acabara la promoción, contraté el hosting nuevo y me puse manos a la obra. Primera alegría, en ambos hostings la gestión se hace a través de cPanel. ¿Y si pudiera hacer un full backup de mi sitio original y recuperarlo en el nuevo? Hice fue un backup completo del sitio (más de 600 megas) y lo mandé por ftp directamente al nuevo hosting, cosa que es de agradecer, porque la velocidad de subida de mi linea ADSL da un poco de pena. Tras la copia hice el intento de recuperarla pero ¡ooooh! ¡No existe la opción de recuperar un backup completo, solo determinadas partes por separado!

Investigando un poco, vi que es una opción que solo aparece en algunas instalaciones de cPanel, seguramente por temas de permisos. Aún así, existe la opción de recuperar el backup por medio de línea de comandos. Abro un ticket en el proveedor nuevo, les confirmo que quiero que machaquen todo lo que hay (que no era nada realmente) y, esa misma tarde, me informan de que se ha recuperado el backup y se encuentra funcionando. Tras comprobar que todo parece correcto, cambio los DNS para que apunten al nuevo hosting. Los .com y .net al poco tiempo ya están listos y los .es se han hecho de rogar hasta esta mañana. ¡Y aquí estoy! Acabo de actualizar wordpress automáticamente, cosa que con mi antiguo proveedor nunca conseguí hacer y ¡listo!

Se ha recuperado absolutamente toda la configuración: ficheros, dominios, bases de datos, redireccionadores de correo, buzones, listas de correo… ¡todo! Desde luego me ha ahorrado muchísimo trabajo. Ya tengo claro que el día que migre buscaré otro hosting con cPanel. ¡Que gustazo!