Es sorprendente como determinados proveedores de servicio ADSL configuran sus routers inalámbricos con contraseñas por defecto poco seguras. Muchos de ellos se limitan a aplicar un algoritmo basado en el nombre de la propia red wifi (que es público), y encima este procedimiento es conocido desde hace ya algún tiempo. Por supuesto, no podía pasar mucho más hasta tener disponible para nuestros teléfonos aplicaciones que aplican estos algoritmos y nos ofrecen la clave por defecto de estos routers. Dos de estas aplicaciones son:

Ambas podéis descargarlas desde el Market sin ningún tipo de problema. El funcionamiento es bastante sencillo. Con la conexión wifi del teléfono activada, cargamos alguno de estos programas. Ambos nos muestran una lista de aquellos routers que tenemos alrededor, indicando si son susceptibles de tener una clave por defecto o no. La forma de probarlo es copiar la clave e intentar conectarnos. Algunos habrán cambiado la contraseña por defecto y otros no.

Como veis es extremadamente fácil obtener las claves por defecto de muchos routers. Es más que recomendable que cambiéis la clave de vuestra red wifi si no lo hicisteis al recibir el router en casa. Si queréis un mayor nivel de protección, podéis establecer una clave WPA2 (en lugar de WEP o WPA), e incluso realizar validación por medio de la dirección MAC de las tarjetas de red que vayan a conectarse al router.

En el caso en que haya alguien interesado en conectarse a una red inalámbrica ajena, también tiene una serie de riesgos de los que debe ser consciente. Dejamos estos peligros para otra entrada, porque da para hablar largo y tendido.

pulWifi