Resumiendo muy mucho:

El espectáculo: Increible. He asistido a multitud de conciertos a lo largo de mi vida, pero nada como esto. Aún así, musicalmente mejorable.
La organización: Nefasta, insufrible, penosa, esperpéntica… No se si se capta la idea.

Espero escribir dos posts próximamente comentando cada uno de estos aspectos en profundidad.