Pletora de Piñatas

Me ha encantado esta tira de Mauro Entrialgo. Nunca he llegado a comprender la manía, sobre todo en grandes consultoras, de que todo el personal deba ir de rigurosa etiqueta a trabajar.

Cuando era pequeñín veía a estos tipos de traje y pensaba “¡Guauuu! ¡Que importante debe ser esta persona!” Hoy en día, sobre todo cuando llega el verano y el calor aprieta, solo piensas en lo antihigiénico del asunto. Conozco más de una persona que me comentaba que no se quitaba en verano la chaqueta nunca para que no se vieran las manchas de sudor en la camisa. ¿De verdad es necesario cortar la circulación en el cuello para estar en un sótano programando sin contacto con ningún cliente? No lo entiendo.

Creedme: con un pantalon de pinzas y un polo se tiene buen aspecto y se va bastante más fresquito (lo he comprobado :-D)