La tecnología da y la tecnología quita. David Bisbal, como ejemplo de artista que no compone sus propias canciones, hace un siglo hubiera sido un cantante de orquesta de baja estofa; hoy en día es millonario y famoso. La tecnología de grabación y reproducción musical, de cobro por copia, le hizo lo que es. La tecnología de copia inmediata a coste cero se lo puede quitar.

Ender, desde Halón Disparado