La tropa no se presta al asedio, con nocturnidad y alevosía, de los antros de costumbre. Entre las excusas (100% verídicas) esgrimidas a eso de las 20:00 de la tarde están:

  • Conjuntivitis aguda.
  • Extremo agotamiento por haber estado levantado desde las 9:00 a.m.
  • La dirección asistida del coche está rota y no se atreve a cogerlo.
  • Su mujer (embarazada) está cansada y no tiene ganas de salir.
  • Se va a pasar la noche con la novia, que ayer la dejó tirada.

Parecen lejanos los tiempos en los que descubríamos, con asombro, como ya había amanecido tras salir de algún bar de tomar la penúltima. Y sí, son los mismos tipos. Y no, ¡hasta Junio no llego a los 30! :'(

Parte de guerra personal del sábado por la noche: cuatro capítulos seguidos de Stargate SG-1 (Temporada 9) y buena parte de Aliens El Retorno (hasta que me cansé).