Hoy se cumplen 25 años desde el día en que Sir Clive Sinclair se sacó de la manga el que sería el ordenador más popular de la década de los 80: el Sinclair ZX Spectrum. Unos cuantos años han pasado desde entonces.

Recuerdo el primer juego que cargué (o que cargó mi padre, más bien). Se llamaba “Chequered Flag” y era de carreras de coches. Su principal característica técnica es que, por medio de un punto que se movía a izquierda y derecha cuando pulsabas las teclas correspondientes ¡daba la impresión de que el volante giraba!. Siempre que veo uno de esos juegos de coches de ultimísima generación no puedo dejar de pensar en el “Chequered Flag” :-)

El segundo juego que cargué (y que tambien venía de regalo con mi Spectrum) fue el “Horace Goes Skiing”. ¡Sin palabras! Al principio no sabía ni qué es lo que había que hacer :-)

Fueron pasando los años y, al no haber internet ni otras distracciones similares, los que nos empezábamos a cansar de los juegos pasábamos a dedicarnos a programar. Pequeños programas algunos y juegos completos los más lanzados. Hay que tener en cuenta que, por aquel entonces, no era extraño ver programas realizados en su integridad por una única persona (música y gráficos incluidos). Un equipo de dos o tres personas era lo más habitual. Más de tres personas era ya una super-producción :-)

Lo que en principio era un print por aquí y un goto por allá (¡ni sabíamos quien era Dijkstra!) pasó a traducirse a ensamblador para poder aprovechar más a fondo la máquina. A mi me pilló pequeñito (¡con cinco años me regalaron mi Spectrum!) y, sin nadie que me pudiera explicar de que iba la película, me quedé estancado en el Basic. Años más tarde, con el Amiga, ya empecé a entender qué era eso del código máquina y qué era esa columna al final de la Microhobby titulada Cargador Universal de Código Máquina. Una lástima no haber pillado el Spectrum con algunos años más.

¿Quien nos iba a decir durante aquellos años en lo que iba a “degenerar” la informática? ¿Y cuantos de los que empezamos por aquel entonces hemos terminado ganándonos la vida con las TI? Aún así, conozco a muchos que se han arrepentido de convertir afición en profesión. El caso es que la programación pierde bastante el encanto cuando tienes que implementar lo que quiere otro y no lo que a tí te interesa, ¿verdad? ;-)

¡Que buenos recuerdos los de aquellos años! Como dice el genial flash heyhey16k:

[…] Creó una generación que es capaz de programar. Una burbuja previa a las consolas que todos conocen. Los juegos que tienes ahora, pueden parecer muy espectaculares, pero nunca podrán batir la emoción de pasarse el Jet Pac.

Todavía existe toda una escena dedicada al Spectrum:

Enlaces interesantes:

Y para terminar ¡mi querida foto geek!