Ahora que venga alguien y me explique que hago yo en Noviembre comiendo castañas y en pantalones cortos.

Eso sí, los guiris de la costa del sol lo están flipando…