Como siempre, escalofriante el chiste de Mel en Diario de Cádiz.