¿En que se nota principalmente que acabamos de entrar en Septiembre?

  1. Vuelvo a poder aparcar en la puerta de casita. ¡A cualquier hora del día!
  2. El supermercado está tranquilo. Incluso te puedes poner en la cola de la pescadería y la carnicería sin tener 40 números delante.
  3. ¡La piscina ha dejado de ser un hervidero de gritos! Y eso que todavía no han empezado el cole los nenes… ;-)

Desde luego, mucho más tranquilidad encontrará el que pueda pillar las vacaciones ahora en Septiembre, ¡ni punto de comparación! Desde luego, esto de vivir en una zona turística es lo que tiene. Ahora se puede volver a disfrutar de los bares, restaurantes y lugares de ocio varios, que en verano están hasta los topes de gente. Los hosteleros estará llorando a moco tendido, pero que quereis que os diga, ¡que ganas tenía de que llegara Septiembre!… ;-)