Desde luego, cada vez se comen más la cabeza algunos a la hora de hacer la publicidad. De lo más ingenioso que he visto hace tiempo. Resulta que estando sentado en una terraza, tomando el cafelillo mañanero, aparece de repente un perro con una especie de camiseta. Era un perro de los típicos que no sabes muy bien si han sido abandonados, pero que están todo el día rondando por la misma zona. La camiseta estaba hecha a su medida (al menos, era fácilmente adaptable a la forma de un perro). El caso es que la camiseta incluía… ¡publicidad de un local! Jajajaja Increible. Y el perro todo el día dando vueltas con la camiseta. Encima, como llama bastante la atención la gente se fija. No se si será positivo para el negocio, pero al menos se ve bastante el nombre del local. Lástima que pasara rápido y no tuviera tiempo de inmortalizarlo en una foto :-)

Eso sí, con la ola de calor que hace, como la protectora de animales coja a los promotores de la idea, ¡seguro que se les cae el pelo! xDDDDDDD