Veamos… 6/6/6… Hace 8 días que por culpa de un gracioso dejé mi coche con tan solo mes y medio así de bonito (pobrecito). Hoy, al salir del trabajo, paso por una calle vacía… ni un alma… Todo tranquilo, silencioso… y de repente ¡ahí está el coche del graciositooooo! (del cual me se la matrícula de memoria… of coz!)

Momentos de tensión y tentación. La mano en el bolsillo palpa las llaves. La del portal de casa está especialmente “afilada”, será que está bastante nueva. Miro a un lado… miro al otro… nadie a la vista…

(…)

No se si soy tonto o qué… Creo que ha sido principalmente por llevar la contraria por lo que he dejado pasar la oportunidad… Lo más lógico hubiera sido ¿vengarse? ¿si? ¿no? xDDDDD ¿He hecho bien? ¿He hecho mal? ¿Qué habríais hecho en mi lugar?

Seguramente se vuelva a presentarse la oportunidad, así que se aceptan sugerencias }:-)