Muchos se llevaran las manos a la cabeza… pero acabo de descubrir que el botón de la plancha que echa un chorrito de agua es algo así como el [CTRL+Z] del mundo del planchado. ¡Un invento oiga! Ya no habrá camisa que se me resista ¡juasjuasjuas! Desde luego, al igual que relataba Gonzo en el Diario de Nantes, a mi tampoco me han acompañado en la mudanza los enanitos que recogían la ropa sucia de mi cuarto por las noches y volvían a depositarla limpia y doblada en el armario… ¡serán traidores!