Sacado de estratega.com. Real como la vida misma. El punto 10 es especialmente peliagudo… jejeje (y cito):

Políticas de conciliación de la vida laboral y familiar. El Comité se muestra consciente de este problema, que es doloroso y supone una fuerte tensión para muchos empleados, y dedica un tiempo a discutir la conveniencia de dar prioridad en las contrataciones a profesionales sin familia, que no sufran por no verla y no incordien. No se aprueba, ya que según el Dtor. de RR.HH., éstos son significativamente menos dóciles. También, y como alternativa a las gravosas medidas propuestas por el equipo de trabajo, el Comité sugiere una línea de actuación económica que contribuya a paliar la morriña a la familia que muchos empleados manifiestan, consistente en la posibilidad de llamar a los cargos con nombre familiares. Así director=”abuelo”, “subordinado”= hijo, compañero= “hermano”, becario=”primo”…

El acta completa aqui.