Es algo que siempre me ha tocado las narices y que he recordado leyendo este post de Escolar.net. Desde los tiempos del euro nos la han colado con los precios de la hostelería en particular y de todo lo demás en general. El cafelín de la mañana: de 100pts a 1€ ¡ole la ingeniería financiera!. Y así todo. El autobús lo acaban de subir a 0.88€. Aqui todo sube, sobre todo en el sector servicios. Eso sí, si nuestras empresas facturan más dinero, ¿por qué nos siguen pagando lo mismo? “Menos mal” que en los tiempos de la peseta no cobraba una nómina y no he notado el escalón. Si no sería para deprimirme. ¡Que cruz!