Aunque más bien debería decir gimpeable, por aquello del fundamentalismo pro software libre. Bueno, al caso. ¡Llevo mucho tiempo diciéndolo! ¿Por qué nadie me hacía caso cuando apuntaba que nunca nos cruzábamos por la calle con ninguna playmate? ¡Reconoced que os lo dije! Y me llamaban loco cuando decía que esas tías no existían en realidad. Que todas estaban diseñadas por ordenador… ¡pues ea! ¡aquí teneis la prueba! Una persona humana se ha entretenido en ilustrar paso a paso como convertir la foto de una muchacha normal y corriente en una portada de revista.

Incluso hay profesionales dedicados al retoque(teo):

(¿habrá que tener un nombre parecido para dedicarse a esto?) Especialmente destacable, el retoque de la cara de esta muchacha.

(Visto en barrapunto)