¡Hay que ver lo que ha revolucionado internet el negocio/placer de la música! En mi caso particular:

  1. Los cd’s de audio ya casi ni los uso (sólo en el coche). Nunca me compro un disco a ciegas (para eso están los p2p).
  2. Cuando me compro un disco, no voy a decir que lo primero que haga sea pasarlo a .mp3 o .ogg (porque casi siempre ya lo tengo antes de comprarlo), pero cuando tengo oportunidad le hago una copia de seguridad en estos formatos a un bitrate alto ;-)
  3. Sólo compro últimas novedades discográficas en casos muy concretos (puedo esperar a que bajen a un precio que considere justo); es más, ya ni siquiera tengo que ir a la tienda a comprarlos, ni comprarlos en un formato “clásico”, ni pagar un precio fijo por ellos, ni engordar las abultadas arcas de las discográficas con iniciativas como magnatune.
  4. Voy con el reproductor de mp3’s a todas partes, ya que por fín tienen una capacidad de almacenamiento y autonomía bastante interesantes.

Desde luego internet ha supuesto un vuelco en la industria discográfica, aunque muchos aún estén empeñados en no verlo. El negocio ya no es lo que era. A mi modo de ver, el mercado ha crecido exponencialmente y está esperando nuevos servicios para satisfacer sus necesidades. Como hace poco descubrí una nueva forma de escuchar mi colección (con amarok) y ayer mismo me di de alta en fast.fm, os voy a contar como funciona el tema de escuchar música en mi casa/oficina actualmente para mí.

Amarok

Es un reproductor de ficheros de sonido para linux, pero llega más allá de lo que solía ser un reproductor de audio. Tiene soporte para las portadas, de forma que muestra las portadas de los discos en las distintas listas que proporciona. Si no tenemos la portada del disco ¡no importa!, automáticamente se la bajará de Amazon y la dejará guardada en el disco duro.

Amarok

En esta ventana principal nos muestra nuestros discos favoritos (va guardando información sobre la música que escuchamos, los estilos, las veces que escuchamos cada canción… etc), los últimos discos disponibles (definimos directorios que son continuamente “observados” por el software en busca de nuevos discos), así como los discos que hace más tiempo que no escuchamos.

Amarok

Podemos definir listas de reproducción, o que Amarok vaya seleccionando canciones aleatoriamente en función de distintos criterios. Si no disponemos de la información actualizada de algún disco, podemos conectarnos a musicbrainz y bajarla directamente de internet.

Amarok

Siempre que estemos conectados a internet, podemos consultar en otra pestaña la letra de la canción que estamos escuchando actualmente, así como acceder a la biografía del grupo :-)

Amarok

Last.fm

Es una página web que ofrece un servicio bastante interesante. Tras registrarnos, descargamos un plugin para el reproductor de audio que usemos (xmms, winamp… etc, amarok ya lo tiene integrado de serie ;-)). Además de este plugin, podemos descargar un player para escuchar las selecciones de música que hagan en Last.fm para nosotros.

Last FM

La gracia del asunto es que el plugin va registrando en la página todas las canciones que escuchamos en nuestro ordenador. De esta forma se va elaborando un perfil con nuestros gustos musicales. Llegado el momento, a través de la página podemos obtener estadísticas de nuestros gustos, sugerencias sobre grupos similares a los que nos gustan y que, probablemente, no conozcamos, y “vecinos” de gustos musicales a los que podemos (y que nos pueden) recomendar discos/grupos que les haya gustado.

El player que acompaña sirve para poder escuchar a través de internet (con una calidad de 128kbps) una especie de radio personalizada, ajustada a nuestros gustos. Bastante curioso el invento, la verdad.

Como ya os digo, acabo de descubrirlo y todavía no le he sacado mucho jugo, ya os iré contando.

Se me olvidaba… supongo que el negocio de last.fm es la venta a través de terceros (como amazon, fnac… etc) de las sugerencias discográficas que nos va haciendo (siempre aparecen links directos para comprar los discos físicamente a través de internet).

¡Que lo disfruteis tanto como yo! ;-)